11 enero, 2013

[Adolescencia] 2. 'Amigos'

Si no leyeron el primer capítulo, ve aquí.



Ya habíamos llegado a la escuela en mi segundo día de clases, muchos menos nerviosa y con mucha más confianza. Aun así, me pegue a mi hermano y a Seba. Estábamos cerca de la entrada, yo miraba si llegaba alguno de mis compañeros. Al la mayoría apenas ni los reconocía de cara, a los únicos que podía distinguir perfectamente era a los chicos de ayer y eso solo era porque me memorizaba alguna característica de ellos. Lucas era alto y delgado, Cristian era más bajo que yo y de ojos negros, Francisto tenía frenillos y ojos celeste, y Alex era el pecoso. Desde hace mucho tiempo había empezado a ocupar esa 'técnica' para recordarme de las personas porque mi memoria no era muy buena para esas cosas y en realidad para ninguna que requería recordar. Mi hermano me decía Dory por eso.
- ¡Antonella!- me grita Lucas que acaba de llegar, le hice un gesto de saludo con la mano. Mi hermano me empuja levemente y yo lo mire extrañada, me hace un gesto con la cabeza que vaya, camino lentamente hacía él- Hola- me saludo
- Hola- le dije
- ¿Cómo estas?- me pregunto con una sonrisa
- Bien, con sueño aun, ¿tú?
- Igual- se rió- ¿Vas a jugar de nuevo?
- Si me invitan de nuevo...
- ¡Ah! Entonces no- dijo
- ¡Oye!- me queje y él se rió.
- Si quieres jugar, tú métete nomas, con confianza, no te vamos a decir nada. Quizás Cristian si por humillarlo pero él no importa- me reí-. ¿Jugabas en tu otro colegio?
- No mucho en realidad, más juego a la pelota con mi hermano y sus amigos.
- ¿Qué más juegas?
- Baloncesto.
- ¿En serio? Ya nos mostraras como juegas.
- Cuando no ande con falda- volví a mencionar.
- Juega así nomas- insistió
- ¿Y quieres muestre todo? No gracias, es aun muy pronto- me miro raro
- ¿A qué te refieres?- pregunto extrañado.
- ¡No! No es lo que me refiero, lo que sea que estés pensando, estoy segura que no es eso- le dije rápidamente pero solo se limito a reír.
Mira hacia un lado y grita.
- ¡Osito Cariñosito!- me volteo para ver quien le decía y me encuentro con Alex que caminaba hacía nosotros con cara de rabia y vergüenza.
- ¿Osito Cariñosito?- pregunte extrañada
- Sip, él es un Osito Cariñosito, ¿quieres saber por qué le digo así?- asiento- Porque..- antes que pudiera decir algo Alex le pego un codazo en el estomago que hizo que se dobla sobre si mismo casi cayendo al piso, yo me quede poker face.
- Hola Antonella- me saludo lo más normal que pudo.
- Ho-ola- salude un poco asustada.
- Maldito- le dijo Lucas aun sin aire.
- ¿Quién te manda?- le dijo
- No era necesario los golpes- menciono
- Si que lo eran- respondió- ¿O querías que le contara sobre...?
- No te atreverías- dijo entrecerrando los ojos.
- ¿Eso crees?
En ese momento sentí que sobraba en ese lugar, quizás era el momento de huir, me terminarían pegando si me quedaba. Ellos seguían discutiendo y amenazándose mutuamente y yo me alejaba disimuladamente.
- ¡Mira! Estas asustando a Anto- wow, parece que soy tan disimulada
- Es tu culpa Lucas, por andar gritando estupideces- respondió Alex mientras volteaba su cabeza para ver la entrada-. Ya llego-dijo en voz baja-. Ya, nos vemos más rato- nos dijo-, pobre de ti que te pongas a hablar o ya sabes lo que te esperas- amenazo nuevamente a Lucas.
- Uuyy, si, mira como tiemblo-se burlo moviendo las manos como si estuviera asustado, Alex rodó los ojos pero no dijo nada más y se fue a la entrada donde lo esperaba una chica.
- Que se llevan bien ustedes, eh?-dije volviendo a ver a Lucas.
- Sí, nos amamos- respondió poniéndose la mano la mano en el corazón- Pero el desgraciado me engaño- dijo fingiendo un llanto- Y yo que pensaba nuestro amor iba a ser para siempre- dijo lastimado y yo solo podía reírme de este idiota.
- Alex te golpearía de nuevo si te escuchara decir eso, ¿verdad- pregunte entre risas
- Si... El chico no tiene sentido del humor-respondió
- ¿Y con quién te engaña?
- Con Fernanda, su polola*- dijo apuntando con la cabeza hacia donde aun se encontraban Alex y la chica de hace un rato, Fernanda.
- Parece simpática- mencione- ¿lo es?-pregunte para asegurarme.
- Sí, cuando quiere-respondió
El timbre sonó y todos comenzaron a moverse al patio para formarse. Me quede conversando con Lucas y Cristian que recién había llegado hasta que un profesor nos hizo callar. Pronto pasamos a la sala y volví a sentarme en el mismo puesto de ayer.
- ¿Esta ocupado?- pregunto Lucas por el asiento a mi lado.
- Sip, esta mi bolso- respondí dejándolo en la silla, él me miro feo y fue a sentarte en el puesto de adelante- ¡Oye! Era broma- le dijo mientras me sentaba.
- No, uno quiere ser amable y se lo pagan así, heriste mis sentimiento, ¿sabes?- dijo dolido.
- Deja de dramatizar Lucas-pedí.
- No, ya es demasiado tarde, olvidame. Me iré con Cristian, él si me quiere- dijo abrazándolo y sacándome la lengua.
- ¿Qué demonios? Suéltame- le ordeno a Lucas empujándolo para liberarse.
- ¿Tú también?- pregunto haciéndose el ofendido y liberándolo de su abrazo-. Son todos unos mal agradecidos, no vengan a rogar por mi cariño después- dijo finalmente y se volteo hacía la pared refunfuñando.
- ¿Andai sensible? ¿Estai en tus días? ¿Te busco una toalla o algo?-pregunto Cristian.
Lucas se rió pero no abandono su personaje, yo por mi parte, estaba llorando de la risa. Sentía la cara arder, el estomago dolía al igual que mi garganta porque ¡pero no podía reír en voz alta! Todos me quedarían mirando raro si lo hacía, debía mantenerla la compostura.
- Todos tomen asiento- oh genial, el profesor había llegado y yo estaba así. Tome aire tratando de relajarme pero difícil-. Antonella Herrera- oh demonios. Lo miro tratando de mantenerme seria.
- ¿Qué pasa profesor?- pregunte entre riéndome aun.
- Venga adelante, a presentarse-pidió serio. Me levante de mi asiento mordiéndome el labio para no ponerme a reír allí. Maldito Lucas-. ¿Qué le parece tan gracioso?-pregunto.
- Nada, lo siento profesor- te odio maldito. Espera que salgamos a recreo, no volverán a saber de ti.
Conteste a las preguntas que me hizo aun aguantando la risa porque a pesar del enojo que sentía no podía parar de reír. El profesor me mira feo, ya veía que me sacaba de la sala.
- Ya, puedes ir a sentarte. Y deja de reírte si no quieres que te anote- amenazo molesto.
- Si profesor, lo siento- me disculpe.
Camino rápidamente a mi puesto, miro a Lucas pero él solo se hace el imbécil. El profesor comenzó a hablar sobre la materia que pasaríamos en su asignatura, que era Historia, y nos hizo anotarla. Saqué mis cosas molesta y comencé a anotar lo que ponía en la pizarra. No entendí muy bien lo que decía porque estaba distraída pensando en como torturar a Lucas sin que supieran que había sido yo. Todas las horas gastada viendo CSI y Criminal Minds valdrían la pena ahora.

El timbre sonó pero nadie se movió hasta que el profesor salió de la sala. Yo guarde mis cosas lentamente tratando de mantenerme relajada. Sentí como Lucas se paraba y volteaba hacia mi, levante la vista hacia él quien sonreí como si nada. No le tire mi estuche en ese momento porque ya lo había guardado, pero aun tenía mi cuaderno afuera...
- ¿Qué?- pregunto.
- ¿Que qué maldito imbécil?
- Wow, ¿por qué tanto cariño?- pregunto extrañado.
- Hiciste que el profesor me retara- respondí con los dientes apretados.
- Te hubiera retado igual sin mi ayuda-dijo tranquilamente.
- ¡Pero no el primer día!- le grite y sentí que los que aun quedaban en la sala me miraban-. Te voy a golpear, ¿lo sabes?- dije.
- Uy, que miedo- me dijo haciendo el mismo gesto que le había hecho a Alex en la mañana, yo lo mire feo.
- Creo que si lo va a hacer, yo que tú huyo- le aconsejo Cristian. Lucas hizo como que corría hacía la puerta, me levante rápido de la silla pero la falda se me quedo enganchada en uno de los bordes por lo que caí sentada sobre ella nuevamente, él se rió y solo hizo que me enojara más. 
Me libere rápidamente de mi 'atadura' y fui tras él. Corrió afuera de la sala por el pasillo hasta las escaleras.
- ¡Ven aquí!- le grite pero Lucas solo se volteaba a sacarme la lengua.
Lo seguí bajando las escaleras y empujando a varias personas que me gritaban varias que no voy a repetir. Llegamos al primer piso, él corrió hasta la entrada, yo tome más impulso y sin pensarlo demasiado salte a su espalda.
- ¡¿Qué haces?!- me grito.
- ¡¿Tú que crees?!- respondí.
Comenzó a tambalear y antes que me diera cuenta estábamos en el suelo. Había caído sentada y... pues, me dolía el trasero obviamente. Además, la mayor parte de su cuerpo había caído sobre mi. Esto iba a doler más tarde. Lucas me miro adolorido, yo lo quede viendo un momento y sin razón nos ponemos a reír fuertemente. Las personas que pasaban ahí se nos quedaban mirando raro, en especial los profesores, pero ninguno nos decía nada.
- ¿Qué están haciendo los degenerados?- pregunto Francisco que acababa de llegar junto a Cristian y Alex.
- Ella me quería pegar- respondió Lucas ya calmado
- Wow, segundo día y ya te quiere pegar, eso es un nuevo record- menciono Francisco
- ¿Qué te digo? Me supero cada día- respondió orgulloso mientras se levantaba- ¿Estas bien?- me pregunta mientras me tomaba del brazo para levantarme.
- Si, pero me va a doler mañana- me reí tratando de quitarle importancia.
- Lo siento- se disculpo y yo solo negué con la cabeza-. Te comprare algo, ¿bueno?
- Bueno- le sonreí y paso su brazo por mis hombros.
- Pero en el otro recreo porque deje el dinero en la sala y no me da como para subir ahora- yo solo reí. Los cinco fuimos a la entrada al patio y nos quedamos allí.
- ¿Y por qué Anto te quería pegar?- pregunto Francisco.
- Porque es un idiota, ¿no es suficiente motivo?- respondió Cristian.
- Si me aman tanto ustedes-dijo Lucas sarcástico.
- Pero ahora fue porque hizo que el profesor me retara- respondí.
- ¿Qué profesor?- pregunto.
- El del historia, no sé como se llama- respondí.
- Ah! Él te hubiera retado de todas formas- dijo Francisco.
- Otro más que me dice lo mismo.
Ellos seguían hablando, yo los escuchaba y me reía de sus estupideces. De pronto me di cuenta que Alex, quien estaba a mi lado, no había hablado en todo el rato ya que estaba concentrado en su celular. Me corro un poco más a su lado para ver lo que él veía pero lo corrió a un lado y me miro sin ninguna expresión en el rostro.
- ¿Qué haces?- pregunte.
- Cosas- contesta.
- ¿Qué cosas?
- Cosas- entrecierro los ojos algo molesta, no me gusta cuando responden así. Acerca nuevamente su celular pero solo para cerrar lo que tenía abierto, y a pesar de que no alcance a ver lo que veía, alcance a ver su fondo de pantalla.
- ¿Es BMO?- pregunte sorprendida-. En tu fondo, ¿es BMO?
- Si- respondió mostrándome su pantalla.
- ¿Te gusta Hora de Aventura?- pregunte aun más sorprendida.
- Si, ¿por qué?- me miro un poco asustado, quizás por la cara de emoción que tenía en ese momento.
- Porque a mi también me gusta y nunca había conocido a nadie que le gustara en persona, es tan extraño-respondí hablando rápido.
- ¿Por qué siento que me vas a pegar?-pregunto entre divertido y asustado.
- ¿De qué hablan?-pregunto Cristian.
- De que le gusta Hora de Aventura- respondí apuntando a Alex.
- Pero si él siempre habla de esa serie- dijo Lucas y el aludido lo miro molesto pero con el rostro levemente sonrojado-. Tiene un montón de custiones de eso en su mochila.
- ¿Quieres callarte?- le dije Alex.
- ¿En serio?- pregunte-. Yo con suerte tengo todos mis fondos de pantalla de ellos- voy a sacar mi teléfono pero me doy cuenta que no lo ando trayendo, lo tenía en la sala-. Deje mi celular en la sala, ¿me lo robaran?- pregunte asustada.
- Quizás- contesto Francisco tranquilamente.
Antes que alguien más dijera algo más, salí corriendo a las escaleras para subir a la sala y mientras lo hacía el timbre para entrar sonó. Entre a la sala y rápidamente busque en mi bolso si aun así estaba... y allí estaba. Jamás había sentido más alivio en mi vida. Lo volví a dejar allí mismo ya que de todos modos ya habíamos entrado a la sala. Entonces miro hacía a un lado y algo llama mi atención. Me acerco hacía ese puesto y puedo ver varias chapitas* y un parche de Hora de Aventura. Sentí que me iba a dar algo de la emoción qie sentía.
- ¿Qué haces?- alguien hablo tras de mi y me hizo saltar por el susto, no había escuchado a nadie entrar.
- Oh por Dios- le dije mientras me volteaba y llevaba la mano al corazón- Me asustaste.
- ¿Qué haces?- volvió a preguntar con los ojos entrecerrados.
- Nada- respondí.
- ¿Segura? Por como sonaste allá abajo siento que me vas a robar todo lo que tengo ahí- dijo.
- No, como crees- le dije. Nos quedamos mirando un momento y sin más, tome su mochila, corrí hasta mi puesto y me senté abrazando su mochila para que no me la quitara, Alex prácticamente se tiro sobre mi para quitármelo.
- ¡Devuélvemelo!-me grito.
- ¡Jamás!- le respondí apretándolo más a mi, esperaba que no tuviera nada delicado adentro.
- Uy, ¿qué hacen los pervertidos? No hagan esas cosas aquí en frente de los niños- escuche que decía Lucas.
- Devuélvemelo ladrona-siguió forcejeando
- ¿Cómo que ladrona? No te he robado nada aun- le respondí- Y si me soltaras podría devolvértelo- él se sale de mi y yo puedo sentarme decentemente, lo miro haciéndome la molesta pero en realidad quería reír  Dejo su mochila en la mesa aun sin dejar de tomarla y comienzo a tratar de sacarle el parche que tenía.
- Oye, ¿que haces?- dice sentándose en el puesto de al lado y tomándome de las manos.
- Sueltame, lo quiero- le dije forcejeando ahora yo con él.
- No, son míos- me suelta las manos tratando de tomar su mochila pero yo intento nuevamente tomarla por lo que nuevamente me toma las muñecas.
- ¡Eres egoista! Y una mala persona- le dije.
- No me importa, no te lo voy a dar- le saco la lengua y él hace lo mismo. Corro mi mirada un poco hacía al lado y puedo ver a Fernanda que ve hacía acá-. Oye, tu novia te esta mirando, creo que deberias ir o se enojara- le sugirió.
- No hasta que dejes de joder con mi mochila.
- Entonces te vas a quedar acá.
- Entonces me quedo aquí.
- Wow wow, esto se pone interesante- dijo Cristian.
- Si, ¿dónde estan mis palomitas?-dijo Lucas divertido.
Pasamos el resto la clase así, no me soltó en todo el rato, yo ya había dejado de forcejear. Nos quedamos conversando con los demás y riéndome de ellos, nos toco con nuestra profesora jefe nuevamente y no hizo nada en clases ya que en sus propias palabras "los primeros días se veía a calentar el asiento solamente" y ella no iba a cambiar esa 'tradición'.

El timbre sonó y nos levantamos, Alex me soltó lentamente y tomo su mochila de la misma forma tratando de descifrar con la mirada si yo iba a hacer algo.
- ¿Qué?- le digo- Si ya no voy a hacer nada, ya me cansé.
- Ah! Bien- me dijo y caminó hacía su puesto a dejarlo.
- Anto, vamos- me llamo Lucas desde la puerta- Recuerda que te debo algo-me recordó.
- ¡Cierto!- camino hacía él pero luego recuerdo mi celular- Momento, tengo que buscar mi celular.
- Oka, te espero- me dice.
Corro a mi puesto y busco mi celular en mi bolso.
- Oye, ¿puedo hablar contigo un momento?-preguntan. Levanto la mirada y solo veo a Fernanda que estaba parada al lado de mi mesa.
Creo que estoy en problemas.
- Si, claro- respondo lo más tranquila que puedo.
- Es que...
- ¡Anto! Apurate- me grita Lucas desde la puerta interrumpiendo a Fernanda- O no te compro niuna custión-amenazo
- Esto...-le digo- ¿Podemos hablar después? Creo que me va a pegar.
- Oh! Emm... bueno- respondió.
- Gracias- le dije y salí corriendo donde Lucas.
- ¿Qué quería?- me pregunto.
- No lo sé, la interrumpiste antes de que pudiera hablar.
- Ouch, creo que me va a gritar más tarde-se rió- Vamos, tenemos que ir a golpear gente.
Y tenía razón. Comprar en el kiosko era como entrar en un campo de batalla. Codazos iban y venían, y algunos golpeaban en lugares delicados. Aun así pudimos comprar, aunque nos tardamos todo el recreo.
La siguiente clases tampoco hicimos nada, yo me dediqué a comer mis papas fritas furtivamente y a conversar con Cristian y Lucas ya que Alex había vuelto a su puesto original.
El timbre sonó y los chicos casi se fueron enseguida. Guarde mis cosas sin apuro ya que de todos modos tenía que esperar a mis hermanos.
- Anto- lo miré mientras me ponía mi bolso, él extendio su mano hacia mi y en ella había una chapita donde salía Finn y Jake- Ten.
- ¿En serio?- le dije extrañada, iba a tomarlo pero el  saca la mano-. ¡Oye!
- Te lo doy solo si dejas de molestarme con esto, ¿bueno?
- ¡Bueno!- le dije emocionada, Alex volvió a extender su mano y yo tomé y lo mire sin parar de sonreír . ¡Gracias!- y me lancé a abrazarlo. Sentí su cuerpo tensarse pero no lo solté.
- ¿Qu-ué haces?- tartamudeo- ¿Por qué me abrazas?- pregunto extrañado.
- Lo siento, la emoción- respondí soltándolo, él me miraba extrañado por un momento pero luego rió.
- Esta bien- sonrió- Entonces... ¿Nos vemos el lunes?- dijo dulcemente.
- Sip- le sonreí- Hasta entonces.
- Hasta entonces, cuídate.
- Igual- y salió de la sala.
Miré nuevamente mi- ahora- chapita sin evitar sonreír. La coloqué en la correa de mi bolso y baje a la salida.
Me sentía feliz en ese momento. Feliz de que pudiera llevarme bien con mis compañeros. En general siempre me era más fácil hablar con hombres que con mujeres, somos más difícil de tratar. Pero con los chicos era más fácil, en especial con estos, me hacían sentir cómoda a su lado. Aun era muy pronto para llamarlos amigos pero estoy casi segura que vamos en camino a serlo.

---
*Polola: novia :3
*Chapitas: Emm, no sé como lo dirán en otros lados pero me refiero a estas cosas :D

Hora de Aventura, llama a tus amigos, vamos a tierras muy lejanas. Con Jake el perro y Finn el humano, y diversión siempre tendras en estas aventuras. HORA DE AVENTURA! *O*

Holaaa mundo cruel c: Cómo les va? Yo tengo sueño y me duele una pierna D: Aun así es probable que me quede hasta las tantas en el pc. ¿Por qué? Porque soy masoquista >:D asdkjad Na', pero me da flojera ir a acostarme c:
Aquí les dejo el nuevo capítulo de la historia! *D* Espero que les guste :3 Creo que quedo un poquito largo y algo raro, no sé por qué .-. Pero bue' :3 Ya saben, dejen sus opiniones y criticas constructivas :D Y faltas de ortografias porque debo tener varias n-n"
Y... esop lol, no tengo mucho que decir ahora c: Solo que... 29 seguidores! *o* asdjasjdh Muuuuchas gracias :'D Iré a llorar ahora por la emoción c':
Nos leimos :'3
Buenas noches (:

5 Mensajes en el buzón de voz:

monica; dijo...

HORA DE AVENTURA<3, amo a Finn: )
Te diré no me leí el capitulo porque aun no leo el primer capitulo y bueno, me leeré el primero y luego te digo que tal: )
Besos<3

nats *-* dijo...

HOLI! Bueno me reí leyendo este capitulo! c:

kiiqiizz [: dijo...

Hey Bonita! Ya te sigo la historia esta muy linda! Bueno espero & pases por mi Blog!
Cuidate!c:'

Caami *,* dijo...

Me gustóooooooo❤. Me reí todo el rato jajaja estaba muy chistoso :3. Y mmm Fernanda, huele a peligro '8.
Aunque yo creo que le pedirá algún consejo 1313. No sé ): espero que no la quiera matar jajajajaja.

Un beso hermooosssa❤. Siento mi ausencia :L

Mel :3 dijo...

EL BLOGGER NO ME AVISÓ .______.! No había visto tu capítulo -.-! PERO YA LO LEÍ Y ESTOY FELIZ :333
OHBOB! AMO A LUCAS *-*!! Es tan lindo! JAJAJA! Y Alex... creo que se metió en problemas tanto él como Anto u.u Fernanda parece una chica celosa ¬¬! PERO ANTO SOLO ES DEMASIADO CARIÑOSA, ES ESO!! A mí me pasa, me llevo bien con los hombres y con las mujeres, pero soy cariñosa y... a veces... (SOLO A VECES) presiento que algunas se medio enojan e.e
Eeeen fin, ¡gran capítulo!
Te mando besos y apapachooos,
Mel(:

Publicar un comentario